NOTA DE PRENSA: ¡Tú dame pan que no lo perderás!

El Ayuntamiento necesita elaborar, en menos de 3 meses, un plan para conseguir la estabilidad presupuestaria y ello significa modificar las ordenanzas para recaudar más impuestos y conseguir el equilibrio presupuestario (subida de impuestos) para conseguirlo en tres años. Al no conseguir superar el indicador negativo del plan de endeudamiento de los 2.800.000 €, el consistorio debe elaborar otro plan de medidas de ahorro para poder superarlo.

IUMA, en el afán de colaborar, en la medida de sus posibilidades, sugerimos al Ayuntamiento de dónde puede obtener beneficios, o al menos, la forma de que no todo sean gastos y que éstos sean asumidos por todos los ciudadanos, que muchos, confunden el conseguir llegar a final de mes con que les sobra mes a final del sueldo.

Las propiedades inmobiliarias municipales, a fecha de hoy, siguen sin concretarse debido a que la Mercantil Orbitae, a la que el Ayuntamiento ha contratado para actualizarlas, todavía se encuentra elaborando el informe relativo al inventario de bienes. Hay que decir, que esta actualización, ya fue solicitada por Mª Dolores Saurín el 30 de julio de 2009. Damos por hecho que esta empresa no cobrará por horas.

IUMA ha tenido acceso al inventario de bienes inmuebles del Ayto. de Abanilla (sin necesitar a Orbitae) y hemos comprobado la cantidad de dependencias e instalaciones municipales de las que podríamos tener ingresos y lo único que obtenemos son gastos. Por exponer algunos ejemplos, tendríamos los BARES de los Centros Culturales / Sociales de todas las pedanías (Macisvenda, Barinas, El Cantón, Cañada de La Leña,…), en las que no sólo no se ingresa nada, sino que los gastos de mantenimiento de servicios básicos (luz, agua, teléfono, IBI,…) y otros, los abona nuestro Consistorio; naturalmente, de los bolsillos de los ciudadanos que pagan sus impuestos para que quienes lo adjudican, lo hagan precisamente a sus amigos más fieles.

De todos ellos, sólo y simbólicamente, paga el Centro Cultural de Macisvenda la bonita cifra de 210 € al año y el quiosco de la Ermita que debería pagar 1.800€, pero el año 2010 tampoco ha pagado; además, de todos ellos, tampoco sabemos desde cuándo se gestiona por las mismas personas, ni cuál ha sido la forma de adjudicarlos, ni hasta cuándo, ni, ni, ni ni….

A estas instalaciones, podemos sumar otras: Kiosco de La Ermita, cantina del campo de fútbol, bar de la piscina municipal de Abanilla, bar de la piscina municipal de Barinas, bar de La Encomienda (Abanilla), instalaciones del Polideportivo de Abanilla, edificio de las escuelas viejas de Macisvenda (donde tienen su sede diversas Asociaciones de esta pedanía en este edificio de 2 plantas), Escuela de música de Abanilla, cantina del IES,… y, así, podríamos seguir. Pero como botón de muestra, creemos que es suficiente.

No obstante, por si esto fuera poco, nos encontramos con que, cuando necesitamos ubicar a la Policía Local, nos gastamos un pastón ,como si estuviéramos en la Milla de Oro, en acondicionar un local (¿adivináis a quién pertenece?) casi 80.000 € de una subvención, y luego pagamos la módica cifra de 1800 € mensuales de alquiler. ¡Menuda renta para el arrendatario!

Con estos datos, IUMA sólo pretende, como hemos dicho anteriormente, contribuir a los planes de medidas de saneamiento. Ahora sólo falta que tengan las agallas necesarias para llevarlas a cabo sin continuar con su menosprecio al ciudadano de a pie. Porque ya está bien de regalar lo que es de todos a unos pocos y de pagar a precio de oro y con el dinero de todos a unos cuantos.

No será el IUMA, quién haga las cuentas, pero si cobran de todas las dependencias e instalaciones municipales encontrarán un pellizco de buenos ingresos para nuestras agónicas arcas.

Por otro lado, y conscientes de la astronómica deuda que este Ayuntamiento tiene contraída con Iberdrola y con algún otro proveedor de suministro eléctrico, no descartamos la idea de que en parte del municipio, y más pronto que tarde, tengamos que volver a alumbrar nuestras calles con candiles si no queremos quedarnos en tinieblas.

No es, como se dice en los medios de comunicación, que estemos en recesión, sino que en el municipio de Abanilla, regresamos al pasado, a la década de los años 40, ésta es la Hermosa y boyante herencia que nos van a dejar el Partido Popular, al frente de su alcalde y su equipo de gobierno.


Artículos relacionados:


Dinero en barras

Los independientes piden una ordenanza que regule las concesiones de bares en instalaciones municipales

J. G. B.

El acuciante déficit que registran las arcas municipales -con una deuda que va desde los 8 millones que defiende la corporación popular, hasta los 12 millones que defiende IUMA- tendrá sus consecuencias en los presupuestos de 2012. Y es que las cuentas municipales para el próximo año no solo desvelarán los números rojos de la tesorería, sino que además, traerán aparejado un Plan Económico Financiero con una ineludible revisión de tasas e impuestos que afectará a los vecinos, pero que los Independientes Unidos por el Municipio de Abanilla pretenden amortiguar, pasando antes el ‘cazo’ por la barra de los bares y cantinas de los edificios de titularidad municipal.

La propuesta independiente irá recogida en una moción que será presentada en el Pleno de noviembre para plantear nuevas fuentes de recaudación municipal, fijando una ordenanza reguladora para la adjudicación de aquellas barras que se explotan en edificios o propiedades municipales. Según el listado elaborado por el IUMA, actualmente, la administración cuenta con cantinas en el instituto, los centros culturales de Macisvenda, Barinas, El Cantón, Cañada de La Leña y en el campo de fútbol mientras que los bares se reparten por la piscina de Barinas, hogar del pensionista de La Encomienda y El Kiosko de la Ermita. Pero el consistorio abanillero solo percibe ingresos por el arrendamiento de la cantina del centro cultural de Macisvenda a razón de 210 euros anuales, y El Kiosko, por 1.800 euros anuales. Por las siete barras restantes, ni un solo euro.

La edil del IUMA María Dolores Saurín argumenta que «no se ingresa nada y encima el ayuntamiento asume los gastos de mantenimiento de servicios básicos como luz y agua, cuando se debería rentabilizar todas estas cantinas y bares porque hay particulares explotándolas». Saurín denuncia el «amiguismo» que a su juicio existe a la hora de cobrar un arrendamiento anual «a unos sí y a otros no. Incluso a la hora de adjudicar barracas en fiestas, como en Barinas donde su alcalde pedáneo Evedasto Lifante se adjudicó la barraca a sí mismo». Según el IUMA el ayuntamiento deja de percibir por la explotación de bares y cantinas 15.000 euros anuales, incluyendo el coste de las facturas de luz y agua. «Son instalaciones municipales de las que sólo se obtienen gastos».

Una moción «a estudiar»

El primer teniente de alcalde Pascual Martínez reconoce que «no existe una ordenanza que regule la explotación de bares y cantinas en edificios municipales, pero no hace falta porque el ayuntamiento establece un pliego de condiciones y se adjudican por cuatro años con una prórroga de dos». Sobre los «amiguismos» que denuncia la edil Saurín a la hora de fijar arrendamientos de forma aleatoria «a unas cantinas sí y a otras no», Martínez explica que «esta situación se debe a que unas cantinas tienen pocos clientes porque son muy pequeñas, y por eso no pagan, pero habrá que sacar pliego de condiciones para el resto de barras, tenemos que hacer cuentas».

El primer teniente concluye que de cara al próximo pleno y los presupuestos de 2012 «se puede estudiar la moción». En cuanto a las críticas derivadas de la adjudicación de las barracas de las fiestas de Barinas al pedáneo Evedasto Lifante, el primer teniente de alcalde asegura, que «se le dieron para la comisión de fiestas y en teoría todos los beneficios fueron para la comisión, no para sus bolsillos».

Sígueme en

Autor entrada: partidoiuma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *