Spanish Belarusian Bulgarian English French German Portuguese Romanian Russian

Ni nada nuevo, ni nada bello

La situación económica del Ayuntamiento de Abanilla, una vez conocidos los datos aportados por los dirigentes del PP en el último Pleno, celebrado el pasado día 19 de septiembre, no arroja ni nada nuevo ni nada bello. IUMA no quería perder la esperanza en que se iluminasen las sombras de nuestra economía municipal y por el contrario nos encontramos con una situación borrascosa cuya evolución es difícilmente predecible.

La liquidación de la cuenta general de 2.010 nos deja más de lo mismo, es decir un remanente negativo, en este caso de 1.980.770,07 €.

En el capítulo de gastos, solamente al de personal destinaron casi el 40 % de un presupuesto de 6.801.612,19 €, o sea, 2.709.732,18 €. Las obligaciones pendientes de pago a la Seguridad Social  importan 486.257 €. Respecto al suministro de energía eléctrica se reconocen unas obligaciones de 677.949,01 €, pero tras la liquidación del ejercicio 2010 aún se adeudan 340.946 €. Del servicio de recogida de residuos sólidos urbanos se deben 173.297 €.

Y así sucesivamente, una partida tras otra, con el agravante que suponen los intereses de préstamos y pólizas con las que funciona el Ayuntamiento. Hemos pagado en este apartado 268.416,60 €; solo de intereses, 121.000 €; el resto, de amortizaciones.

A proveedores se adeudan más de 3.000.000 €.

En relación a los ingresos, por el IBI rústico y urbano se han dejado de ingresar 356.443,97 €. ¿Quién no paga la Contribución? Por el arrendamiento de algunas instalaciones municipales gestionadas por particulares, la cifra es irrisoria. El Centro Cultural de Macisvenda paga 210 € al año; en otros casos, como el Centro Social de Barinas, el Club de Pensionistas de Abanilla, el Centro Social del Cantón, el de los Martínez, la Piscina de Barinas, el quiosco de La Ermita de Abanilla , la cantina del campo de futbol… ,¿por qué extraña razón no se ingresan en las arcas municipales los arrendamientos de éstas dependencias?  Y para más inri, las adjudicaciones se eternizan y, al final, parece que las hayan heredado. Pero la pregunta sería ¿cómo se han adjudicado dichas dependencias?

El 2º informe de Evaluación Anual del Plan de Saneamiento (R.D.-Ley 5/2009) es negativo; es decir, el informe económico no es sostenible, ya que arroja un déficit de 1.323.051,84 €. Y no lo cumple por segundo año consecutivo.

La Ley de Estabilidad Presupuestaria del año 2001 nos dice que los presupuestos de las administraciones públicas deben confeccionarse con igualdad de ingresos y gastos (de ahí lo de estabilidad), o bien con superávit, pero no con números rojos. Ahora bien, después de hacer los ajustes pertinentes por parte del interventor, resulta que nos faltan 1.234.318,25 € para conseguir la estabilidad presupuestaria. Y, cuando ocurre esto, la Ley de Estabilidad Presupuestaria dice exactamente sobre los ayuntamientos que presenten déficit, como es el caso de Abanilla, que “vendrán obligados” a la aprobación por el Pleno que en el plazo de tres meses desde la aprobación o liquidación del Presupuesto o aprobación de la Cuenta General en situación de desequilibrio, de un plan económico-financiero de reequilibrio a un plazo máximo de tres años. Y es ahora y aquí cuando viene lo bueno, ya que para subsanar el incumplimiento reiterado del plan, y ante el improbable aumento de ingresos, hay que redactar otro plan para tomar medidas, no descartándose la posibilidad de modificar las ordenanzas para poder recaudar, ya que  préstamos no permite el Decreto.

Pero lo curioso y sorprendente del asunto es que hayan prorrogado los presupuestos, estando  en vigor todavía los de 2010. Esto es totalmente legal, pero normalmente se hace cuando el partido gobernante no tienen mayoría absoluta y tiene que buscar apoyos; no siendo éste el caso de Abanilla. ¿Qué está ocurriendo entonces? ¿Qué sentido tiene esta prórroga? ¿No será que no tienen capacidad alguna para gestionar los recursos públicos? ¿Podemos  pensar que algo gordo se oculta?

Resumiendo, se emiten tres informes: Liquidación Presupuestaria de 2010, Informe de Evaluación Anual y el de Estabilidad Presupuestaria, todos con un balance negativo. Se pueden redactar muchos Planes de Medidas (los informes recomiendan al menos dos, que no están elaborados) pero para Mª Dolores Saurín, portavoz municipal de IUMA, la solución al problema pasa por meter la tijera en el Gasto Corriente antes que planificar la merma de los bolsillos de los vecinos "que están más tiesos que la mojama". ¿Por qué no lo hace el Alcalde? Lo cierto y verdad es que, cuando un Ayuntamiento llega a estos límites, es cuando se demuestra, como dijo nuestra portavoz, "el fracaso absoluto de los políticos y de la propia política en sí". Y como también expresó, "sobran muchos políticos y faltan gestores".


 

Canal Youtube IUMAvisión

Buscador

¿Quién está en línea?

Tenemos 8 invitados conectado(s)

Síguenos en Facebook y Twitter

Comprueba tu suerte

O.N.C.E. Loteria Nacional La Quiniela

Bonoloto La Primitiva Euromillones