Al PP le vuelve a estallar la economía municipal

El pasado lunes día 19 de enero, penúltimo Pleno de la legislatura, el gobierno municipal del PP dejó evidencia de su nefasta o ausente gestión y de las chapuzas económico-financieras a las que nos tienen acostumbrados.

«Formalizar la refinanciación de la operación de endeudamiento a largo plazo, tramitada en aplicación del Real Decreto-ley 5/2009, de 24 de abril, de medidas extraordinarias y urgentes para facilitar a las Entidades Locales el saneamiento de deudas pendientes de pago con empresas y autónomos, con la entidad financiera Banco Mare Nostrum S.A, con la finalidad de reducir la carga financiera y ampliar el período de amortización hasta el 1 de julio de 2021. ”

Bajo este «Punto primero» se escondía algo más perverso y que nos va a sumir en la más absoluta penumbra en los años venideros tanto económica como socialmente.

Para entender y analizar este punto, sería bueno refrescar el pleno del día 20 de julio de 2009, que es de donde parte el préstamo inicial que ese día se llevó a pleno para su refinanciación con la finalidad de reducir la carga financiera de las Entidades Locales, porque el Partido Popular se equivocan y mucho; es más, no dicen una verdad ni queriendo. Es ya su forma de gobernar: a trompicones, zarpazos e improvisaciones. Y lo más gordo es que hacen justamente todo lo contrario a lo que dicen… eso cuando dicen algo.

En ese pleno, el PP aprobó, con sus votos en solitario, la solicitud de un préstamo de 2.800.000 euros (unos 466 millones de pesetas), que era el remanente de tesorería negativo para gastos generales del ejercicio 2008 con unas cuotas constantes mensuales de amortización más intereses y unos plazos de pago.

A la vez que aprobaban un Plan de saneamiento e indicadores de cumplimiento, donde lo  consideraban viable al contemplar durante los años (2009 de carencia) 2010 a 2015 de vigencia, un tratamiento de los ingresos con criterio de prudencia. Y en el apartado de GASTOS, recogían en el año 2010 y sucesivos un recorte en los capítulos 1, 2 y 4 del presupuesto del gasto corriente (el cáncer del ayuntamiento) como medidas de gestión y administrativas, que permitieran mantener la prestación de los servicios municipales obligatorios y poder amortizar la operación que se suscribió de los 2.800.000 €.

No se planteaba inicialmente la reforma de las distintas ordenanzas fiscales al objeto de incrementar los tipos de los distintos impuestos directos, indirectos ni las correspondientes tasas, es decir no se planteaba subir los impuestos.

Pues bien, en el pleno de fecha 12-11-2009,  donde dijo que no había subida de impuestos nos pusieron las TASAS…

  • Tasas por los Vados
  • Tasas por retirada de vehículos de la vía pública
  • Tasas por expedición de documentos
  • Tasas por servicios urbanísticos,

Y, en vez de un Plan de Saneamiento, a nuestro modo de ver, lo que  elaboran es un manual de intenciones. Porque de ahí no pasó. Sólo se quedó en la intención. En este MANUAL no concretaba nada, no nombraba ni una sola partida, todo quedaba a la improvisación de lo que fuese a ocurrir en los años del 2010-2015.

Y, como era de esperar,  para poder hacerle frente al dichoso préstamo suscrito para pagar a las empresas de cabecera de este ayuntamiento, tuvieron que recurrir de nuevo a la subida de impuestos, en este caso el famoso IBI tanto rústico como urbano y en el pleno del día 27-10-2011. Y desde entonces nos echaron la losa encima subiéndonos a los vecinos del municipio el ibi urbano del 0,58 y rústico 0,70 al 0,90% ambos. Decisión que tomó el PP en contra de viento y marea, con varias alegaciones presentadas, incluida la de IUMA y que aún estamos los vecinos con las costillas moradas de tanto peso municipal.

Según el BORM de 25 de abril de 2009, en el artículo 5. Plazo de amortización de la operación de endeudamiento, no podría ser superior a seis años.

«[…] Se amortizará por el método de anualidad constante y se podrían efectuar cancelaciones anticipadas».

De aquellos 2.800.000€, nos queda que pagar  2.044.000€ que son los que tenemos que REFINANCIAR. Entonces,

  • ¿Qué hemos pagado en estos cinco años (desde 2010 hasta 2014)?
  • ¿De que han servido los Planes de Saneamiento e indicadores de Cumplimiento?
  • ¿Para que subir los impuestos, si hace nada, hemos sacado otro préstamo de casi 3.500.000 € para seguir pagándoles a los proveedores?
  • ¿Por qué se va a refinanciar 2.044.000 €?
  • ¿Porqué han fallado todos los Planes de Saneamiento, de viabilidad, y estabilidad?

Si todo se hubiese elaborado con rigor, seriedad y gestión sólo nos restaría por pagar 430.000€.

A IUMA lo que nos molesta es que nos tomen por solemnes imbéciles. Aquí nos presentan una bajada de tipo de interés (2,30) esperando un aplauso por la labor realizada y en realidad lo que nos traen aquí es una ampliación de plazo de la DEUDA. Es decir lo que tenía que haberse liquidado este año 2015, lo amplían hasta el  año 2021 sacando un nuevo préstamo.

El equipo de gobierno del PP de Abanilla, dice y promete una cosa, y hacen justo todo lo contrario con la desfachatez que les caracteriza y sin ningún tipo de sofoco o rubor. Por cierto, no nos olvidemos que también han renovado una póliza en CAJAMAR de 450.000 €según Decreto 498 de 25-11-2014.

Ustedes saquen euros de los bancos… ¡que veremos a ver quién paga!

Artículos relacionados:

Sígueme en

Autor entrada: partidoiuma

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *