Entre pillos anda el juego

PAGO A PROVEEDORES REAL DECRETO LEY 4/2012

El Pleno Extraordinario del pasado 30 de marzo de 2012 en el que se trató el R. D.  Ley 4/2012 sobre el Pago a Proveedores, el gobierno municipal del PP de Abanilla aprobó un plan de ajuste que supondrá la asfixia total de las corporaciones venideras, como mínimo hasta el año 2022.

Un plan de ajuste basado únicamente en el afán recaudatorio en base a los ingresos provenientes del IBI rústico y urbano, y al sello de vehículos que poco tiempo antes se encargaron de elevar a su máximo histórico y, a la vez, a ser el más alto de toda Región de Murcia.

Impuestos éstos que no podrán bajarse porque, entre otras cosas, este plan de ajuste no lo permite; quedando en evidencia nuevamente las “palabras conciliadoras” del alcalde Fernando Molina de que estos impuestos bajarían cuando la situación mejorase. ¡MINTIÓ! por enésima vez.

Las facturas de los proveedores que se nos presentó ascendía a 3.371.769’91 €; y esta es la cantidad a la que tendremos que hacer frente durante los próximos diez (10) años. De intereses pagaremos la friolera de 2.138.008’86 € (1.056.003’88 € del préstamo que nos ocupa, más 1.082.004’98 € del resto de operaciones de endeudamiento a largo plazo).

En el siguiente cuadro representamos gráficamente las cuantías anuales para una mejor comprensión. Llama poderosamente la atención que el momento álgido estará comprendido en el período de 2015 a 2020, donde llegaremos a pagar anualmente alrededor de 900.000 €; algo difícilmente creíble de poder hacer frente.

AÑO CUOTA TOTAL ANUAL INTERESES
Préstamo R.D. Ley 4/2012 TOTALES:

RD Ley 4/2012 + resto Operaciones de Endeudamiento

2011 298.630 € 119.300 €
2012 503.400 € 86.420 € 249.550 €
2013 605.060 € 172.360 € 335.770 €
2014 776.170 € 168.920 € 319.810 €
2015 903.500 € 152.080 € 282.300 €
2016 903.320 € 133.490 € 245.930 €
2017 869.590 € 113.150 € 206.570 €
2018 903.500 € 92.150 € 165.230 €
2019 903.500 € 70.050 € 121.370 €
2020 900.250 € 46.970 € 71.770 €
2021 742.840 € 22.380 € 27.350 €
2022 217.100 € 2.010 € 2.010 €

El despropósito, aún más gravoso si cabe, lo ha vuelto a realizar el PP de Abanilla durante esta semana. Él solito sacó adelante este Plan con los votos de todos sus concejales; no obstante, parece no haberles bastado esta atrocidad que lo que ha hecho, desde que lo aprobaron, hasta hoy que ha vuelto con el visto bueno del Ministerio de Hacienda, ha sido incrementar las facturas en 73.571’73 €. Por lo tanto, este Plan de Ajuste que nos trajeron en su día ya no vale, pues las cifras varían. ¡Y lo hacen en perjuicio de Abanilla y de sus ciudadanos!

Pero el tema de endeudamiento de nuestro Consistorio va más allá porque aún después de hacerle frente a los proveedores por un total de 3.449.493,10€ todavía nos quedan en el cajón unas OBLIGACIONES PENDIENTES DE PAGO a fecha 31-12-2011 que ascienden a 1.344.854€ que no se han podido incluir en el listado enviado al Ministerio.

Hay varias cuestiones que nuestros vecinos tienen que saber:

1.- El pago a los proveedores lo realizará directamente el banco. El dinero no pasará por el Ayuntamiento. Esto quiere decir que, si algún proveedor tiene alguna deuda pendiente con alguna entidad bancaria o alguna administración (Seguridad Social, Agencia Tributaria,…) éstos se quedarán automáticamente con el dinero pendiente de cobro para sí; y con un agravante para el Ayuntamiento de Abanilla: Por esta gestión pagaremos, como mínimo, un 5% de interés al Gobierno Central y a los bancos, que participarán en la creación del fondo de liquidez a través de un crédito sindicado, y después también cobrarán la mora, evitando que el dinero llegue a la actividad económica diaria. Los balances de los bancos quedarán saneados, no así los de los pymes y autónomos…

2.- ¿Qué ocurre si en algún momento el Ayuntamiento no puede hacer frente a las cuotas mensuales con el préstamo concedido por parte del Estado? El interventor municipal tiene el deber de informar al Ministerio. El procedimiento establecido es que el Estado retendrá el 50 por ciento de los tributos, se hará cargo de pagar el préstamo y ahogará al Ayuntamiento; además, «si entramos en remanente negativo se nos impediría cualquier inversión no solo en 2012, también en 2013, y sucesivos». Y esto no es ninguna novedad, porque durante más de  cinco años consecutivos el ayuntamiento no ha salido del remanente negativo, año tras año, llegando a sus máximo histórico.

IUMA se abstuvo en su día porque, por un lado, SÍ quería que los proveedores cobraran, pero por otro, No bajo estas condiciones y condenado a dos Corporaciones venideras. Han sido Vds. quienes han generado este desfase contable. Seguimos queriendo que aquellos que realizaron una prestación a este municipio vean remunerado su trabajo; hemos tratado (en vano) de ayudarles haciéndoles ver otras posibilidades por las que también pueden realizarse estos pagos sin abocarnos a un pozo sin fondo; pero hoy no podemos ni siquiera abstenernos, porque lo que han hecho no es serio; y lo más preocupante: causa una mayor desconfianza por cómo hacen las cosas y por su actitud de abandono hacia Vds. mismos y hacia todo el municipio de Abanilla.

Sean coherentes, los hechos no dejarán de existir porque se les ignore.

Sígueme en

Autor entrada: partidoiuma

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *